Causas de la neumonía: hongos, virus y bacterias

Dra. Tatiana Drummond

La neumonía es una infección del pulmón que puede ser ocasionada por bacterias, virus u hongos. Los virus y los hongos se adquieren por vía respiratoria: se inhalan, atraviesan las fosas nasales, llegan al tejido pulmonar y desarrollan la infección. Por otra parte, las bacterias ocasionan la neumonía cuando existe un cuadro inflamatorio previo, por ejemplo una gripe, ya que las bacterias que viven normalmente en las fosas nasales y en el sistema respiratorio se inhalan, llegan hasta el pulmón y generan el proceso infeccioso.

Síntomas y tratamiento

Se puede sospechar padecer neumonía cuando se presenta fiebre y posteriormente se le asocia la tos. Si a este cuadro clínico se le añade dificultad para respirar es porque la neumonía, en forma considerable, es mucho mayor.

Un gran porcentaje de pacientes con neumonía puede tratarse de forma ambulatoria. Dependiendo del germen que las ocasione se aplica un tratamiento distinto. Para las neumonías virales se indican lavados nasales, inhaladores, reposo y tratamiento para la fiebre. Si es una neumonía bacteriana es importante medicar antibióticos y si la neumonía es ocasionada por hongos el paciente requiere un cuidado hospitalario.

Niveles y tipos

Existen dos tipos de neumonías y distintos niveles en cada uno de ellos. Están las neumonías que provienen de la comunidad que pueden afectar fragmentos o la totalidad del pulmón y cuando progresa se puede complicar con derrame pulmonar (líquido en la cavidad torácica). Por otra parte, las neumonías que se adquieren en el hospital, se presentan en pacientes que han ingresado por otra complicación y se sobreinfectan. Este último tipo de neumonía es más complicada, porque los gérmenes son más agresivos.

Los mitos de la neumonía

¿Una gripe mal curada produce neumonía? No, lo que sucede es que en muchas ocasiones se tiene como antecedente una infección respiratoria que facilita la entrada de bacterias al pulmón. Es común que las personas piensen que la neumonía ocurre por “no tomar antibióticos para curar una gripe”. Esta idea es un error, porque la gripe se cura de manera sintomática: tomando acetaminofén para la fiebre y lavados nasales. Es incorrecta la ingesta de antibióticos para tratar una gripe, esta se cura sola.

Otro error frecuente es usar las palabras neumonía, pulmonía y bronquitis como sinónimos. La neumonía y la pulmonía son lo mismo, pero la bronquitis no, esta se refiere a la inflamación de los bronquios. Comúnmente se suelen usar como equivalentes, pero medicamente son enfermedades distintas.

Consecuencias de no tratar adecuadamente la neumonía

De no tratarse adecuadamente esta patología puede progresar y tomar el pulmón completo, desarrollar un derrame pulmonar y el paciente puede morir. Por ello, se recomienda acudir tempranamente al médico, quien dará el diagnóstico e indicará el tratamiento adecuado.

La información ofrecida en esta sección no sustituye a la consulta con un especialista, ya que de acuerdo con las características particulares de cada individuo, se le podría indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

  • Dra. Tatiana Drummond Por: Dra. Tatiana Drummond
    Infectológo Pediatra del Hospital Universitario de Caracas.
  • Publicado: 2016-04-26
  • Fuente: Dra. Tatiana Drummond

Foto Noticia