Fórmula infantil o leche materna

Dra. Xiomara Delgado

Las razones por las cuales no es recomendable el uso de fórmula, en primera instancia, es porque la leche materna es la ideal para los niños. Las fórmulas pueden estar contaminadas por muchas condiciones que son intrínsecas a ellas, no solamente por factores externos en el momento de preparación. Pueden tener restos de insectos o estar contaminadas con bacterias, aspectos que las industrias no publican. Por otro lado, sí se exige que la fórmula deba llevar indicaciones de hasta cuándo se puede recibir el producto.

Los niños menores de 6 meses deben recibir exclusivamente lactancia materna, inclusive sin agua. Vemos muchas veces, cuando vamos a los comercios, que hay fórmulas para niños de 0 a 6 meses; esto está totalmente contraindicado. Son muy pocas las condiciones en las que el niño debe consumir fórmulas infantiles y son determinadas por los médicos, quienes están encargados de comunicar cuáles son las razones particulares, con un planteamiento científico.

Las contraindicaciones absolutas para el uso de fórmulas infantiles se dan exclusivamente en casos de enfermedades como la galactosemia, que es una enfermedad metabólica, en los niños que tienen infección por el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida o SIDA, y en aquellos niños que tienen una enfermedad llamada “enfermedad de células linfotrópicas humanas”. En este último caso, no se verán problemas en al infancia, sino en el futuro.

Es muy importante que siempre se tomen en cuenta las recomendaciones dadas por los médicos, quienes son los que deben tener la oportunidad de decir a las madres en qué casos se debe dar fórmula infantil, así que mamás: se les exhorta a que continúen con la lactancia materna, no crean en tantos mitos que existen y asesórense con el personal de salud de su comodidad o con el personal médico de los sitios a donde ustedes van a recibir su control prenatal.

Las consecuencias que pueden presentar los niños por consumir fórmulas infantiles son muchas. Las más inmediatas son enfermedades infecciosas como diarrea, enfermedades del oído medio -otitis-, enfermedades respiratorias como asma, alergias y neumonía, e infecciones urinarias. Además de éstas, también hay enfermedades crónicas que se van a ver a futuro, así que la lactancia materna es el producto ideal; es específica del ser humano y, por lo tanto, es el alimento que deben recibir los niños en primera instancia. Inclusive, de acuerdo al concepto de la Organización Mundial de la Salud, es necesario recordar que la lactancia materna debe ser recibida por dos años o más, y dentro de ese período, exclusivamente, durante los primeros seis meses. A partir de los seis meses la lactancia materna se puede complementar con otros alimentos adecuados, recomendados por el médico.

La información ofrecida en esta sección no sustituye a la consulta con un especialista, ya que de acuerdo con las características particulares de cada individuo, se le podría indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

  • Dra. Xiomara Delgado Por: Dra. Xiomara Delgado
    Pediatra. Especialista en lactancia materna. Hospital J.M. de los R?os.
  • Publicado: 2016-03-29
  • Fuente: Dra. Xiomara Delgado

Foto Noticia