Flujo vaginal: ¿Cómo saber si es normal o anormal?

Dra Judith Toro

El flujo vaginal es una secreción biológica proveniente de las glándulas del cuello uterino, que son contenidas en la vagina, pueden salir al exterior y ser detectadas por la mujer. Algunas, de acuerdo con la etapa del ciclo menstrual de la mujer, son normales, sin embargo, otras pueden ser resultado de infecciones y su presencia se considera anormal.

Se considera “flujo normal”:

  • 1. El que coincide con la ovulación, durante la mitad del ciclo, y que tiene una apariencia transparente y consistencia elástica y pegajosa.

  • 2. Flujo espeso, blanco, sin olor, que ocurre al principio y al final del ciclo.

La presencia del flujo anormal puede ser consecuencia de infecciones, algunas de ellas de transmisión sexual; estas últimas, si no se tratan, podrían llegar a causar infertilidad.

Cuando el flujo mancha la ropa y se acompaña de otros síntomas como picazón, ardor, mal olor y ser de color amarillo verdoso, se está en presencia de un flujo anormal y se recomienda visitar a un especialista para el diagnóstico y tratamiento. En ocasiones se presenta flujo sanguinolento y mal oliente que puede ser manifestación de cáncer del cuello uterino.

Es importante que toda mujer que presente flujo vaginal con las características antes mencionadas consulte a un ginecólogo para así verificar cuál es la situación que está causando su producción y pueda recibir un tratamiento adecuado.

La información ofrecida en esta sección no sustituye a la consulta con un especialista, ya que de acuerdo con las características particulares de cada individuo, se le podría indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

  • Dra. Judith Toro Merlo Por: Dra. Judith Toro Merlo
    Profesora Cátedra Clínica Obstétrica. Facultad de Medicina. Universidad Central de Venezuela.
  • Publicado: 2015-07-20
  • Fuente: Dra Judith Toro

Foto Noticia

Es importante estar atenta al flujo vaginal, ya que algunos s?ntomas como ardor, picaz?n y mal olor, podr?an ser signo de una infección de transmisión sexual.