Pasos para la toma de la tensión arterial

Dr. Rafael Cortés Charry

Los trastornos hipertensivos del embarazo constituyen la principal causa de morbilidad y mortalidad materno fetal, de allí que la adecuada toma de la tensión arterial se constituye en una herramienta importante para el diagnóstico, tanto de patologías que cursen con incremento de la tensión arterial, como también en aquellos casos en los que baja la tensión arterial en el contexto, por ejemplo, de emergencias obstétricas como hemorragias, y nos ayuda a determinar lo que es el estado de gravedad de la paciente en un momento dado.

Para la toma adecuada de la tensión arterial es necesario que la paciente cumpla con las siguientes condiciones:

  • 1) Reposo físico previo entre cinco y diez minutos. Asimismo, no haber ingerido alimentos ni bebidas en ese periodo.

  • 2) Verificar que la ropa sea holgada o en su defecto deberá utilizar la bata clínica de examen, que evite comprimir la parte superior del brazo donde se realiza la toma.

  • 3) La paciente debe estar sentada en una silla cómoda, donde pueda apoyar su espalda y brazo; las piernas no pueden estar cruzadas, con buen apoyo de los talones al piso; y el brazo de la toma a la altura del corazón en semiflexión.

  • 4) El margen inferior del brazalete debe estar a 2 cm por encima del pliegue del codo y se procederá a rodear el brazo de tal manera que podamos comprobar que quede acoplado el brazo sin excesiva presión o demasiada holgura. Las superficies adhesivas internas del brazalete deben estar en un buen área de contacto, de allí existen brazaletes de diferentes medidas para escoger el que se adapte mejor a los diferentes diámetros del brazo.

  • 5) Una vez colocado el brazalete se procederá a identificar la localización del pulso de la arteria braquial, en la carta interna del brazo, y se colocará el estetoscopio por el lado de la membrana y no por el lado de la campana. Es importante cuidar la dirección de las olivas y los auriculares en dirección anterior para hacerlos coordinar con la dirección del conducto auditivo externo que nos permite una mayor nitidez en la auscultación de los ruidos de Korotkoff, que son expresión de la transmisión sonora de los flujos de circulación de la arteria explorada.

  • 6) Una vez colocado el estetoscopio se procederá a insuflar de manera rápida con la pera del manguito, auscultando simultáneamente hasta llegar a un nivel de 30 a 40 milímetros de mercurio (mmHg), por encima de la desaparición del ruido. También se puede insuflar de manera sistemática o siempre hasta los 200 mmHg, en donde por lo general, se auscultan la mayoría de presiones arteriales, pero se nos pueden escapar diagnósticos en pacientes que cursen con presiones más altas que este nivel. Debemos tener presente que la válvula de la pera de insuflación esté cerrada en esta etapa. Una vez logrado este nivel superior se procederá a desinsuflar de manera lenta y gradual, abriendo un poco la llave de la válvula que habíamos cerrado con anterioridad para la insuflación.

    La cifra de presión sistólica es aquella en la que coincide la aparición del primer ruido con la medida que visualizamos en ese momento en la columna de mercurio como para este tipo de esfigmomanómetros o en la aguja del reloj para los casos de tensiómetros adenoides. Mientras que la lectura de la presión arterial diastólica es aquella coincidente con la desaparición de los ruidos, también llamada quinta etapa de Korotkoff.

    En los tensiómetros digitales es obviado el paso de la auscultación debido a que el aparato realiza automáticamente esta función. También ejecuta los cálculos y lecturas de las presión arterial sistólica, presión arterial diastólica y frecuencia cardiaca. Aunque parece un método más fidedigno presenta la desventaja de no estar disponible en todos los medios y además, requiere de calibraciones periódicas realizadas por técnicos especiales para que su certeza esté garantizada.


Recuerda lo siguiente:

  • 1. Preparación y posición adecuada de la paciente.

  • 2. Ropa holgada.

  • 3. Brazo a la altura del corazón.

  • 4. Colocación del brazalete 2 cm por encima del pliegue del codo.

  • 5. Identificar el flujo braquial o arterial del territorio a explorar.

  • 6. Colocación de la membrana del estetoscopio.

  • 7. Insuflar con el manguito de manera rápida con la válvula cerrada hasta 30 mmHg, por encima de la desaparición del pulso al insuflar.

  • 8. Desinsuflar lentamente para realizar la lectura.

  • 9. Presión arterial sistólica (aparición de los ruidos) y presión arterial diastólica (desaparición de los ruidos).

La información ofrecida en esta sección no sustituye a la consulta con un especialista, ya que de acuerdo con las características particulares de cada individuo, se le podría indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas.

  • Dr. Rafael Cortés Charry Por: Dr. Rafael Cortés Charry
    Especialista en Obstetricia y Ginecología, Hospital Universitario de Caracas, (HUC). Jefe Cátedra-Servicio Obstetricia del HUC.
  • Publicado: 2015-05-15
  • Fuente: Dr. Rafael Cortés Charry

Foto Noticia

La tensión arterial normal es 120/80. La hipertensión ocurre cuando los valores para la presión sistólica superan los 140mm Hg y los 90 mm Hg para la presión diastólica.