Joven saludable

Menarquía o primera menstruación

Dr. Alfredo Caraballo Mata

 En nuestra población, de acuerdo con estudios que se han llevado a cabo, tanto  en Caracas como a nivel nacional, la edad promedio de la primera menstruación   (en medicina llamada menarquía) está alrededor de los 12 años y medio.           Sin embargo, se describe un rango de edad, que va entre los 11 y 14 años, puesto que hay una variedad de factores genéticos y ambientales, que pueden influir en este primer sangrado. Lo importante es que no se presente antes de los 10 años. 

 Existen varios factores que influyen para que la menstruación se inicie antes de la edad promedio, entre ellos están las características familiares en línea femenina, los alimentos que consume, donde pudiera también existir la posibilidad de que haya contaminación estrogénica de algún tipo de producto. Inclusive, pueden existir productos presentes en plásticos y sustancias que se utilizan para la fumigación de las legumbres, que son elementos químicos que pueden estimular a que se produzcan los cambios vinculados al desarrollo antes del tiempo que corresponde.

 En ocasiones, hay adolescentes que no se han desarrollado, las madres no se preocupan por esta situación y dejan pasar el tiempo sin buscar atención oportuna. En este sentido, es importante aclarar, que si a una adolescente a los    14 años no ha tenido desarrollo de las mamas debe acudir a una consulta de ginecología para que sea estudiada. Por otra parte, hay adolescentes con           16 años que pudieran tener el desarrollo de las mamas, pero no han presentado su primera menstruación; también es  importante que ellas sean evaluadas, pues estaríamos ante una pubertad retrasada, que aunque generalmente pudiera responder a una influencia familiar, hay que descartar que estén presentes algunas patologías. Estos problemas deben diagnosticarse tempranamente para tomar el correctivo a tiempo.

 Cuando la primera menstruación no llega a la edad esperada, deben descartarse situaciones como tumores pélvicos con obstrucción del canal de salida; es decir, una adolescente puede tener el desarrollo de las mamas, pudo haber alcanzado ciertas características corporales que indican que ya debería estar presentando sus menstruaciones, pero éstas se quedan encerradas porque por donde debería pasar: matriz, vagina o  himen, puede existir un obstáculo. En otras palabras, la sangre sí se produce pero no se expulsa, esto hace que se acumule y se exprese como “ausencia de la menstruación”.  Esta situación causa dolor y pasa a ser un caso de emergencia, en la cual se debe realizar una intervención quirúrgica sencilla para liberar la sangre colectada y establecer la permeabilidad del canal.

 Es importante aclarar que en el tiempo alrededor de la menarquía se puede producir menstruación sin que haya ovulación, por tanto, si este grupo inicia vida sexual, no tienen embarazo, pues este está condicionado a que haya ovulación. En otras ocasiones puede suceder que haya ocurrido la ovulación, sin que se haya presentado el primer sangrado, y la niña que inició vida sexual puede quedar embarazada. Esto debe ser explicado a todas las niñas y adolescentes.

 Lo primordial es que toda niña al nacer y, entre los 8 y 10 años, tenga un examen ginecológico, y debe acudir al médico especialista si presenta alguna irregularidad en su desarrollo, para que éste pueda detectar cualquier patología y tratarla antes de que se convierta en una emergencia.

La información ofrecida en esta sección no sustituye a la consulta con un especialista, ya que de acuerdo con las características particulares de cada individuo, se le podría indicar recomendaciones diferentes a las generales aquí señaladas. ​​​​​​​​

  • Dr. Alfredo Caraballo
    Médico Cirujano egresado de la UCV.
    Obstetra-ginecólogo.
    Especialista en Ginecología Infanto Juvenil.



NotificacionesRecibir Mail
Comparte
DescargaDescargar